Posicionamiento web

Actualmente existen, dentro del ámbito del marketing, dos vías de posicionamiento web, cuya principal diferencia reside en los periodos de respuesta exigibles, esto es, en sus caracteres corto/largoplacistas.

De un lado, si lo que se desea es competir por los primeros puestos que arrojan los buscadores ante una determinada consulta, con impacto inmediato, la opción disponible es el SEM (Search Engine Marketing) de PPC (Pay Per Click), a través del cual, el anunciante puede llegar a alcanzar sus objetivos publicitarios con inversiones que dependen del sector, pagando un precio variable por cada uno de los clicks o impresiones recibidas. En lo que respecta a la gestión de estos servicios, a continuación, pasamos a enumerar las diversas fases por las que suele componerse una estrategia de posicionamiento SEM puesta en marcha:

  • Estudio del producto/servicios, de los objetivos y análisis del mercado
  • Elaboración de una previsión presupuestaria y entrega al cliente
  • Configuración de campaña (inserción de palabras clave, definición de estrategia de pujas, segmentaciones demográficas, por target o público objetivo, por temática o tipo de contenido…)
  • Lanzamiento de campaña (con duración de activación establecida previamente por el cliente)
  • Revisión de rendimiento y optimización (control de tráfico web irrelevante, reajustes en la segmentación, modificaciones en los ajustes de puja, etc.)
  • Entrega de informes al cliente (con periodicidad definida por el mismo)

A propósito de este servicio constituido por el posicionamiento de pago, DBF Informática es una agencia SEM partner de Google, que cuenta con la certificación correspondiente.

Por otro lado, si lo que se desea es construir un proyecto de posicionamiento a medio/largo plazo, donde los resultados empiezan a ser perceptibles a partir del sexto mes de trabajo, y sin que ello suponga al mismo tiempo la temporalidad de efectos característica de las estrategias SEM, nuestra opción es el SEO (Search Engine Optimization) o posicionamiento orgánico.

La estrategia de posicionamiento SEO, a diferencia del SEM, fundamenta toda su efectividad operativa en componentes web técnicos que garantizan una experiencia de usuario óptima (desde el punto de vista semántico y estructural), usabilidad, accesibilidad y un conjunto de requisitos recogidos por el último algoritmo de posicionamiento de Google.

La revisión del cumplimiento de los elementos anteriormente citados la ofrecemos recogida en informes destinados a los clientes de primera consulta.

¿Quieres que evaluemos tu sitio web desde una perspectiva de posicionamiento orgánico o tal vez conocer más a fondo la efectividad cortoplacista que ofrecen las estrategias SEM? No lo dudes ni un segundo, y ponte en contacto con nosotros. Tus proyectos en manos de especialistas.